Uso de tés para probar el sabor de madera como ingrediente en la cerveza

Hace unos días tosté trozos de madera de un tipo de maple que encontré derribado en el camino en tres intensidades. Aunque realizé tres tostiones diferentes, considero que estas tostiones fueron ligeras, dada la temperatura que apliqué en la madera.

Este fue el procedimiento que seguí para las tostiones de la madera:

  1. Removí la corteza y pedazos de la madera que incluían conductos de clorofila, y coloqué estos trozos en una bandela para hornear.
  2. Horneé todos los trozos durante 20 minutos a 350 grados Fahrenheit.
  3. Bajé la temperatura a 330 grados Fahrenheit y la mantuve por otros 20 minutos pues creí que estaba quemando la madera.
  4. Subí de nuevo la temperatura a 350 grados Fahrenheit por otros 20 minutos.
  5. Saqué un tercio de los trozos para probar esa tostión.
  6. Seguí tostando la madera restante por otros 20 minutos a 350 grados Fahrenheit.
  7. Saqué otro tercio de los trozos para probar esa versión un poco más tostada.
  8. Dejé el tercio de madera restante tostando por otros 20 minutos en el horno a 350 grados Fahrenheit, y retiré del horno. Estos últimos trozos fueron los más tostados, aunque no los considero como tostión alta.

Noté que luego de la tostión a madera perdió bastante aroma, sobre todo los trozos que dejé por más tiempo. Para probar el efecto en su sabor, herví agua y dejé reposando pedazos iguales de cada una de estas tres tostiones en vasos con el agua hirviendo por aproximadamente 20-30 minutos.

Al pasar los minutos comencé a notar que la madera más tostada le agregó un tinte café al agua, mientras que la menos tostada le agregó un leve color amarillo.

Otra observación de este ejercicio fue que el té con la madera menos tostada tenía más aroma y sabor a madera, con ligeras notas herbales. Los otros dos no eran tan aromáticos y presentaban ligeros sabores rostizados que se fueron incrementando con el reposo en el agua.

Gracias a esta prueba me pude dar una idea de los sabores y aromas que puedo obtener de estas maderas. Por ejemplo, considero que los sabores y aromas de la madera menos tostada pueden irle muy bien a una cerveza con pocas maltas especiales, y las maderas más tostadas pueden irle muy bien a brown ales o porters, aunque también tienen cabida en cervezas claras.

No comments yet, be the first to leave one!

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their respective authors, and not necessarily the views of this web portal. Members are requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice or explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*