Cómo mejorar o utilizar cervezas que no salieron como esperábamos

No todas las veces corremos con la suerte de elaborar una cerveza como la esperábamos, sobre todo cuando experimentamos constantemente y nos desviamos de los métodos tradicionales.

Durante mis dos años de experiencia, haciendo cervezas cada semana, he aprendido que la cerveza casera siempre se puede aprovechar, así no nos satisfaga su sabor. La única excepción de esta regla es cuando se nos contamina por oxigenación, que termina cortándose y arruinándose completamente.

Estas son unas ideas que les quiero compartir para aprovechar aquellos lotes de los cuales no nos sentimos orgullosos.

Darle tiempo al tiempo

En ocasiones, nuestras cervezas presentan sabores indeseados, como astringencia o sulfuro de dimetilo. A veces, estos sabores tienden a limpiarse y volverse menos notorios con el acondicionamiento en frío, o en un lugar fresco por varios meses.

Marinar carnes

Cuando los sabores indeseados en la cerveza no mejoran, se puede utilizar para marinar carnes. Estos sabores no se perciben en el plato final. Ya he usado cervezas de varios lotes con diferentes problemas como astringencia, sabores no gratos generados al agregar frutas no muy frescas, e inclusive cervezas con sabores muy desbalanceados.

Usarla en una receta de pan

Otra forma de utilizar estas creaciones no gratas es usarlas en una receta de pan. En vez de agregar agua a la receta, agregue cerveza. Los sabores indeseados serán imperceptibles en el pan.

Usarla como base para una salsa o guiso

La cerveza también puede utilizarse como base para un guiso, en vez de agua o caldo de pollo. Se puede agregar a salsa para pastas, o combinar con champiñones y espesar para agregarla encima de carne de res o cerdo, usar en un sudado en olla pitadora, o en un goulash.

Mezclarla con otras cervezas

También es posible mezclar dos tipos de cerveza para mejorar su sabor. Por ejemplo, una cerveza porter con sabores muy recargados, podría combinarse con otra cerveza más neutra para rebajar su sabor.

Mezclarla con otras bebidas

Qué tal mezclar una cerveza con café, o té, o un jugo? Muy seguramente estas otras bebidas atenuarán los sabores indeseados de nuestra cerveza.

Servirla con helado

Otra posibilidad es hacer un postre de cerveza con helado, ya que el helado tiende a dominar el sabor de la cerveza.

Muy seguramente habrán otras formas de aprovechar las cervezas que no nos quedaron como esperábamos, lo más importante es no desperdiciarlas, y disfrutarlas en otras formas diferentes.

Autor: Luis Cuellar

Cervecero artesanal, Fotógrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *